Lo investigan por cargos de rebelión, conspiración y otros delitos.

La justicia peruana informó este lunes que amplió por 14 meses más hasta agosto del 2025 la prisión preventiva contra el destituido expresidente izquierdista Pedro Castillo, mientras lo investigan por cargos de rebelión, conspiración y otros delitos.

Castillo fue arrestado en diciembre del 2022 tras intentar de forma ilegal disolver el Congreso, lo que generó meses de protestas que dejaron decenas de muertos y una incertidumbre 
política que afectó el flujo de inversiones en el país minero.

 «El plazo ampliado de prisión preventiva responde a que el proceso contra el exmandatario está en etapa intermedia», indicó el Poder Judicial peruano en un mensaje por la red social X sobre la 
prisión de Castillo.

La «medida se computará del 7 de junio del 2024 hasta el 6 de agosto del 2025», agregó.

Tras la salida de Castillo asumió al poder su entonces vicepresidenta Dina Boluarte, cuya gestión tiene ahora un apoyo de sólo 5%, la cifra más baja de un gobernante peruano según una 
encuesta de la firma Datum publicada el domingo por el diario El Comercio.

 (Reporte de Marco Aquino. Editado por Javier Leira y Juana Casas, Reuters)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *